Abriendo...
Deportivo Táchira
Vs
Deportivo La Guaira
30 de noviembre del 2014 - Jornada 15° Apertura 2014-2015
Estadio Pueblo Nuevo San Cristóbal 5:00
Hace trece años fue el acto de colocación de la primera piedra del  Centro de Alto Rendimiento del fútbol nacional, ubicado en una espaciosa colina de Los Robles en la isla de Margarita. 
 
La promesa de erigir el CAR fue empleada el presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel, cada cierto tiempo para convencer a sus partidarios de que la vinotinto dejaría su éxodo por todos los hoteles y canchas del país para tener su tierra prometida en algún lugar de Venezuela.
 
Construir el CAR había sido una ficción hasta que en 1999 la Fifa aprobó el Programa Goal, a través del cual la entidad deportiva más poderosa y rica del planeta ofreció una salida a todos los federativos que como Esquivel tejían sueños imposibles. 

Para promover el fútbol y dotar de infraestructura a los países menos desarrollados, Joseph Blatter sacó de la manga esta iniciativa que le permitía asegurar, por una parte, el apoyo de las federaciones para sus futuras reelecciones y, por otro lado, solucionar en cada país el problema de los asociados que ofrecían instalaciones de papel maché. 

Pero aunque la Fifa desembolsó una contribución inicial de $500 mil para la primera fase de la edificación del CAR, la obra pasó por una serie de dificultades antes de ponerse realmente en marcha. Llovieron críticas por haber elegido a Margarita como sede de la obra, una decisión tomada por la Asamblea de la FVF.

 Se discutió largamente sobre la propiedad de los terrenos en Los Robles, sobre una parcela permutada que había sido propiedad de un familiar del presidente de Fevefútbol, y para colmo apareció de la nada un personaje que reclamaba la propiedad de los terrenos. 

Valga recordar, además, que por entonces la selección nacional no levantaba pasiones. El proyecto de José Omar Pastoriza venía de fracasar, entre otras razones, porque la vinotinto entrenaba en canchas impresentables, como la polvareda de nadie que sigue siendo la cancha de la Facultad de Ciencias de nuestra querida Universidad Central de Venezuela, la casa que vence las sombras, menos en el deporte. Y los equipos de categorías menores, dirigidos por Lino Alonso, solían concentrarse en Maracay en literas rechinantes del vetusto estadio Olímpico de la ciudad jardín. 
 
Pero contra viento y marea la promesa de construir el CAR resistió todos los cuestionamientos, y hoy la dirigencia de Fevefútbol puede exhibir la obra más importante levantada por una entidad deportiva en la historia del país.

 El patrocinio que otorgaron Pdvsa y otras empresas privadas también se sumó al aporte de Fifa para que el fútbol y la vinotinto tengan una sede para concentrarse, para formar a los árbitros, entrenadores, gerentes y todo el personal que hace posible que este deporte se multiplique en Venezuela. 
 
Hace 13 años se escribió que Fevefútbol ponía la primera piedra de un proyecto, pero que nadie sabía a ciencia cierta cuándo se pondría la última losa de la edificación. Hoy nos toca recoger aquellas palabras y celebrar que la vinotinto tiene hogar propio para siempre.
 
UN. 







 
El director técnico Noel Sanvicente dejó conocer el listado de los 23 convocados para los próximos encuentros amistosos de entrenamiento pautaos para el mes de noviembre, el 14 será ante Chile, en el estadio de la ciudad de Talcahuano y el 18 frente a Bolivia, en la altura de La Paz.

Entre los convocados, causa furor el nombre de Juan Arango, el eterno capitán de nuestra selección, quien retorna luego de un año meditación y nuevos proyectos que lo llevaron al Xolos de Tijuana, México.

La zurda de Arango sigue vigente como demostró días atrás con un tanto de tiro libre y un pase gol que les dieron la victoria a Xolos. Sanvicente quiere contar con las virtudes del mediapunta, por lo que aclaró que si se adapta al equipo, Venezuela tendrá otra alternativa poderosa para llegar a la meta.



“Había el deseo de llamar a otros jugadores, los que han participado en las primeras convocatorias que se hicieron en Venezuela y en las giras por el exterior, pero las lesiones u otros problemas nos obligaron a variar el listado”, expuso el DT Sanvicente.  

Se refiere en especial a las lesiones de Tomás Rincón (Genoa, Italia), Juan Falcón (Metz, Francia), Darwin Machís (Granada, España) y Alejandro Guerra (Atlético Nacional, Colombia).
 
La lista completa de convocados la conforman:

Porteros: Rafael Romo (Mineros de Guayana) y Dani Hernández (Valladolid-España).

Defensas: Gabriel Cichero (Mineros de Guayana), Wilker Ángel (Deportivo Táchira), Alexander González (Thun-Suiza), Roberto Rosales (Málaga-España), Grenddy Perozo (Ajaccio-Francia) y Oswaldo Vizcarrondo (Nantes-Francia).

Mediocampistas: Rafael Acosta (Mineros de Guayana), Edgar Jiménez (Mineros de Guayana), Rómulo Otero (Caracas FC), Franklin Lucena (Deportivo La Guaira), Yohandry Orozco (Deportivo Táchira), Franco Signorelli (Empoli-Italia), Juan Pablo Añor (Málaga-España), Luis Manuel Seijas (Santa Fe-Colombia) y Juan Arango (Xolos-México).

Delanteros: Frank Feltscher (Aarau-Suiza), Nicolás Fedor (Al Gharafa-Qatar), Emilio Rentería (San Marcos-Chile), Mario Rondón (Nacional-Portugal), Fernando Aristeguita (Nantes-Francia) y Josef Martínez (Torino-Italia).
 
Deportivo Táchira / El Universal
A pesar de su derrota en casa del pasado 26 de octubre, Táchira mantiene el segundo lugar de la clasificación a sólo un punto de La Guaira que en la misma jornada pudo apenas sacarle un punto al Petare. 
Táchira perdió puntos importantes de local
El conjunto tachirense sufrió su tercera derrota en competición, esta vez frente al debutante Metropolitanos F.C. 0-1, con anotación de Jorge “el zurdo” Rojas al minuto 17.

En una tarde para el olvido el conjunto aurinegro no logró cuajar ninguna jugada para rescatar el marcador.  El golpe tuvo un amargo sabor ya que sumaba 19 meses sin perder como local, además de las once fechas en las que mantenía el dominio del liderato, cediendo su puesto a La Guaira que le saca un punto vital a estas alturas del Torneo.

Por su parte, el técnico Daniel Farías saboreó su tercera derrota (Mineros, Petare y Metropolitanos) luego de que el equipo acumulara siete fechas sin perder en el Templo Sagrado del Fútbol.

El Partido
Aunque el primer tiempo Táchira mostró su mejor fútbol dominando el balón  en la mitad de cancha, no pudo con las transiciones rápidas de su oponente que al minuto 17, anotaban con una genialidad del ex aurinegro, “el Zurdo” Rojas.   

Sin definición, sin contundencia y cediendo espacios permitieron que el equipo violeta los envolviera en su juego inteligente.

Al inicio del segundo, Táchira empujó cerca del arco contrario, pero sus imprecisiones en mitad de cancha no lograron romper las líneas bien organizadas de Metropolitanos. No había claridad, se fallaban en las entregas, había poco entendimiento entre los jugadores locales.

Con cambios tardíos que no aportaron la creación necesaria para terminar una juagada en área rival, los golpes desesperados de larga distancia se hicieron más constantes en el último cuarto del partido. El único jugador de la plantilla local que asomaba su hambre de gol era Ángel Osorio, que entraba al minuto 73.

Farías no ocultaba su preocupación reclamando constantemente a sus jugadores, volteando cada tanto a su cuerpo técnico con gestos de reproche.

La lluvia que se hacía presente en los últimos 20 minutos del partido se llevaba las esperanzas de remontar el juego que se volvía desesperado por parte del carrusel ante una defensa bien parada.



La Hinchada castiga

Los más de 5mil fanáticos que se dieron cita en Pueblo nuevo pasaron de alentar al equipo a vilipendiar y manifestar su enojo contra Los de Farías.  Desde las gradas se veía el tiempo trascurrir y los aurinegros no mostraban ningún cambio positivo en la intención de las jugadas. 

Los cánticos exigían a sus jugadores que sudarán la camiseta; finalizando el partido la Avalancha usó su último recurso para alentar a su equipo el cual no varió en intensidad.

Al pitido final tuvieron que aumentar la protección del personal técnico de casa ya que los hinchas dejaron de lado las canciones y comenzaron a arrojar objetos contundentes a la parte baja del estadio.

Rostros frustrados y malos comentarios sobre el partido se escuchaban en las tribunas mientras se iban desalojando. Táchira tiene una deuda en casa y la Hinchada no olvida y pasa factura.

Aunque fue una jornada gris, queda esperar como enfrentarán los partidos restantes para no perder la ilusión del campeonato.

Ficha Técnica:

Dvo Táchira FC (1): José Contreras, Gerzon Chacón (Ángel Osorio 73’), Wilker Ángel, Carlos Rivero, Yuber Mosquera, Francisco Flores (Marcos Sánchez 61’), César González, José Luis Tancredi, Yohandry Orozco, José Alí Meza (José Miguel Reyes 61’) y Gelmín Rivas. DT: Daniel Farías.
Suplentes sin jugar: Yerikson Murillo, Carlos Lujano, Romeri Villamizar y Agnel Flores.
Metropolitanos (1): Javier Toyo (Víctor Rivero, 46´), Carlos Verdú, David Mc Intosh, Juan Villarroel, Jhon Ariza, Engelberth Briceño, Daniel Blanco, Jorge Rojas, César González, Nelson Hernández (Andrés Quintero, 86´) y Nicolás Bubas. DT: Hugo Savarese.
Suplentes sin jugar: Javier Maldonado, Rafael Mea Vitali, Cristian Cásseres, Abraham Cabezas y Andrés Benítez.
Gol: Jorge Rojas 17´ (MET)
Amonestados: José Alí Meza 17’ Francisco Flores 51’ y Wilker Ángel 67’ (TAC) Jorge Rojas 29’ Jhon Ariza 44’ Engelberth Briceño 47’ Nelson Hernández 58’ y Víctor Rivero 63’ (MET)
Árbitro: Freddy Briceño (Trujillo)
Estadio: Pueblo Nuevo de San Cristóbal
Asistencia: 5.175 personas
Delegado FVF: César Durán
Ganaron 3-1 a Llaneros, pero eso no los aleja del mal juego y poca identidad futbolística que ofrecen en la cancha. La plantilla se aferra a entrar en el octogonal para luchar un cupo a la Copa Sudamericana


El regreso del Deportivo Táchira a “Pueblo Nuevo”, se cuajó con una victoria sobre Llaneros de Guanare aunque la suma de los tres puntos en nada mejoran la posición del equipo en la tabla de posiciones, tomando en cuenta que el líder sigue escapado y no parece aflojar en su meta de luchar por el título de este torneo corto, pese a estar actuando en la Copa Libertadores.
 
La única consolación que deja la victoria es que el aurinegro alarga su invicto de local por más de un año, tal como lo indican las estadísticas ya que no pierde en Pueblo Nuevo desde aquella derrota a manos del Deportivo Petare.
 
La asistencia de aficionados a “Pueblo Nuevo” tampoco fue alentadora. Acudieron los de siempre, el grupito de los que se cuadran en la pandilla del Sur, y algunos de los abonados, para observar como un Táchira lograba el éxito ante un rival que pelea en la zona baja de la tabla.
 
Y esto es lo mas triste del domingo 6 en Pueblo Nuevo es, observar como los integrantes del Deportivo Táchira siguen botando el capital más importante que poseen: los aficionados. Y en esto recae la responsabilidad de los directivos por no tomar decisiones acertadas a la hora de contratar un técnico, y ya el fracaso se extiende a más de dos años.
 
También al técnico Daniel Farías que es incapaz de presentar en la cancha a un equipo compacto, y siempre buscando excusas ante los resultados negativos, y también a jugadores que parecen “tiraron la toalla” y para completar a muchos medios de comunicación que siguen callando y mienten sobre la real capacidad del equipo, sólo por mantener la pauta publicitaria de los sponsor del equipo.
 
Aunque gane los últimos partidos que restan del torneo, ya la suerte del Deportivo Táchira en esta temporada está echada y destinado a otro fracaso deportivo, que se le endosa a una directiva que hace rato perdió el norte al quitarle la identidad futbolística y deportiva a un equipo que es dirigido a control remoto desde el centro y el oriente del país.
 
Créditos: Osiris Vivas
Créditos Fotos: Andrés Rodriguez 
 Con la derrota en la ciudad de Valera a manos del CD Trujillanos, las opciones del Deportivo Táchira de alcanzar a los punteros prácticamente se han reducido a un milagro que parece no llegarle al cuerpo técnico y jugadores aurinegros, porque los elencos que están en la azotea no aflojan en sus intenciones y se alejan de un equipo que arrancó a full chola pero a medida que avanzó el torneo se fue diluyendo en sus falencias y errores.

Muy poco hizo Táchira para buscar la victoria en casa de los “guerreros”, porque fueron escasas las ocasiones de cara al gol y sus atacantes estuvieron erráticos de frente al arco, mientras Wilker el “Ángel salvador” tampoco tuvo posibilidades frente al rival que lo vio crecer como futbolista.

Una vez más con la derrota, llegaron las justificaciones de parte de los responsables de este nuevo fracaso en el que está sumergido el Deportivo Táchira. Muchos ya achacan al tema de las protestas que se suscitaron desde febrero en la ciudad el bajo rendimiento del aurinegro, porque supuestamente no han entrenado con regularidad en Pueblo Nuevo y porque algunos partidos los han jugado fuera de casa.

Aunque la realidad, es que este equipo juega a nada, con una zona defensiva que hace aguas cada vez que es atacada por equipos que tienen mayor peso futbolístico. Hay que destacar que en los primeros cuatro juegos del torneo Clausura, el Táchira  se encontró con elencos muy irregulares y sin mucho potencial, esto le hizo sumar los puntos y entonces se echaron las campanas al vuelo indicando que estaban listos para ganar el título, pero luego fueron enfrentando escuadras de mayor calibre y allí se empezó a desnudar la real capacidad del cuadro amarillo y negro.

Técnico y jugadores del Deportivo Táchira dicen que aún seguirán en la lucha, que todavía hay posibilidades, pero en la cancha este conjunto no parece levantar su nivel futbolístico, y cuando ya se entró en la recta del torneo, todo apunta a que otra vez los aficionados volverán a sentir la frustración de ver como el “carrusel” , armado para Daniel Farías con un grupo de futbolistas que ya llevan más del año sin conseguir nada, se “descarrila” y se hunden en el fracaso, y las aspiraciones serán únicamente luchar contra un grupo de siete oncenas por el único cupo en disputa a la Copa Sudamericana, porque el Clausura y la corona de la temporada se la pelean Tucanes, Caracas, Zamora, Trujillanos, y Mineros de Guayana.